Bienvenido a nuestro Blog

A veces, cuando hablamos de rotulación de vehículos comerciales, pensamos directamente en coches o furgonetas de empresa. ¿Pero por qué olvidamos a los camiones? Ellos, que son también la imagen de cientos de miles de empresas por las carreteras de todo el mundo…

Este post de hoy va dedicado a ellos, porque rotular un camión es tan fácil como rotular una furgoneta o un coche y el resultado es igual de impactante. Solo tenéis que ver las fotos para observar cómo luce la marca y la identidad corporativa de una empresa en tamaño XXL. Im-presionante, que decía aquel…

 

 

 Para que el resultado sea impecable hace falta un diseño original, limpio y de calidad

A la hora de llevar a cabo la rotulación de un vehículo comercial, lo primero es tener muy claro lo que se quiere transmitir con la imagen. Ten en cuenta que es la primera impresión que dará tu negocio cuando lo vean.

Lo segundo es cuanto quieres que dure esta publicidad. Para ello hay diferentes variantes de vinilos y acabados que van desde los promocionales hasta los de larga duración de 8-10 años.

Y lo tercero, es cuanto quieres o puedes gastar. Esto ultimo irá vinculado indiscutiblemente a las 2 primeras

En cualquiera de los casos es importante un diseño atractivo, claro, ordenado y que represente fielmente la imagen de la marca y sus datos de la empresa (logotipo, contacto, etc,) bien visibles.

Rotulación vehículos comerciales

 

 

Conducir detrás de este camión rotulado a más de uno le provocará hambre

En este caso, nuestros clientes lo tenían muy claro: en su camión debía verse su marca correctamente desde lejos. Además, el diseño debía ayudar a comprender cual es su filosofía: Salud y calidad de la materia prima.

Si lo veis por la carretera, acordaos de nosotros y de nuestros montadores especialistas en vinilo, que han empleado horas y horas para lograr este impecable resultado.

La rotulación del camión se ha hecho por partes. Aquí, aún no tenía puestos los textos.

Recordad que la rotulación, sea la que sea, debe confiarse siempre a empresas especializadas del sector, que utilicen los materiales correctos, calidad, acabado y aplicación y que cuenten con profesionales especializados. Esta es la única manera de garantizar la durabilidad del trabajo durante años con un resultado correcto